La Noche del Koala

blog escrito de Tebu Guerra

Categoría: Todo eso

Todo eso

Todo eso ilustrado por Atxe y publicado en la revista “Antes todo esto era campo”, editada por el colectivo Gilles de Rai.

Imagen de “Todo eso” texto de Tebu Guerra e ilustraciones de Atxe. Editado y publicado por Aparenta Ediciones. Diciembre 2015.

.

.

Ellos, toga, atriles, trajes a medida, maletines, puros, sobres, billetes, todo eso. Buena vida, vacaciones, ya sabes, marisco, vino añejo, todo eso.

Nosotros el paro, curríuclums, zapatos nuevos, la calle, el asfalto, la llaga, el cansancio, todo eso. El parque, el banco, las palomas, el sol de la mañana, ya sabes, todas esas horas, todas esas montañas de currículums en todos esos cajones. Todo eso.

Ellos, el coche negro, con una placa, elegante, y el chófer, todo eso. Ellos, un sobre, un maletín, un apretón de manos, ya sabes, una palmada en la espalda, camarada, amigoche, todo eso. Un asesor financiero, un hospital privado, la mejor escuela, el mejor médico, contactos, ya sabes, ventajas, privilegios, todo eso.

Nosotros el intento, el intento de ahorro, aprieta, un poco más, el cinturón. Nosotros la meta, llegar a fin de mes. Nosotros, algunos, con esa porción de suerte que ahora se llama trabajo. Con suerte, trabajo, nueve horas al día, diez horas, de vez en cuando once. El paro, o puede, qué suerte, qué esfuerzo, qué contención, puede que un trabajo. Puede que un sueldo. En todo caso, en cada casa, ya sabes, una declaración de la renta, los ahorros, ahora  menos ahorros. Diez horas la jornada, a veces once. Cansancio, todo eso. La renta. Y en el cinturón, otra vez, otro mes, un agujero menos. Ya sabes, otro agujero más apretado, todo eso.

Ellos, ellos conjugan cuentas y Suiza en la misma frase. Ellos, matemáticos, quiméricos, multiplican cifras, añaden ceros, ya sabes, Suiza, el paraíso, blindaje, privilegios, todo eso.

Nosotros pagamos, pagamos la calle, pagamos el asfalto, pagamos ese coche, negro, con una placa. Pagamos ese chófer, pagamos ese traje, pagamos su buena vida, vacaciones, ya sabes, marisco, añejos, todo eso. En fin, nosotros pagamos, ya sabes, pagamos. Pagamos, para ellos, su codicia, sus caprichos, todo eso.

.

.

Sigue leyendo

  – 

Versos   –   Piezas   –   Relatos

.

.

Desahucio

Una familia. Un marido joven, una esposa, más joven, un niño y su hermana.

Un hogar. Un hombre joven, una mujer, más joven, dos niños.

Una casa. Cuatro paredes, nueve puertas, diez ventanas, un techo.

Una familia. Un hombre joven y un trabajo, un sueldo. Una mujer, más joven, un hogar, dos niños, un marido. Un niño, y su hermana, una madre, un padre. Un hogar.

Una casa. Doscientos mil euros. Un sueldo. Un banco. Una hipoteca.

Una hipoteca. Un despido, un finiquito. Una hipoteca, un impago, dos impagos, tres, cuatro. Un banco, una firma. Un abogado, un juez, una sentencia. Una carta, una fecha límite.

Un policía, un trabajo. Dos policías, tres, cuatro, cinco, diez policías. Diez trabajos. Diez sueldos, diez familias, diez hogares. Diez casas y diez hipotecas. Un jefe y una orden. Es un trabajo. Un desahucio.

Una familia, un desahucio. Un hombre, que envejece. Una mujer, ahora menos joven. Dos niños, ahora menos niños. Una familia sin hogar. Un hogar sin casa. Un desahucio. Dos desahucios, tres, cuatro, cinco desahucios. Seis desahucios.

.

.

Sigue leyendo

  – 

Versos   –   Piezas   –   Relatos

.

.

 

A %d blogueros les gusta esto: