Negras, blancas y silencios

por Tebu Guerra

Tebu Guerra - lanochedelkoala - Negras blancas silencios

 

El pianista
tecleaba
esa clase de música
que sana
al necesitado.

La mujer
pude verla
a través de la cristalera
estaba en el jardín
levantó el arma
y apuntó
el cañón de la pistola
hacia el músico.

La vi
cerrar el ojo izquierdo
afinar la puntería
y en un adagio
disparar contra la ventana.

La bala hizo pedazos
el cristal
y cruzó el salón
hasta el escenario
y se clavó
la bala
certera
en el costado
la espina
hirió al pianista.

El dolor
le derrumbó
y destrozó
la música
por completo.

El hombre
cayó al suelo
y su cuerpo
encogido
devaluado
contra las baldosas
en posición fetal
de su herida
derramó
una partitura
como sangre
un hilo de sangre
espeso
que vino hacia mis pies
para manchar mis zapatos.

Yo podía leer
aquel pentagrama
y leí
negras, negras
y blancas
semicorcheas
octavas y silencios
silencio
silencio
silencio
y
más
silencios.

Y supe
de la música
que sana
supe
entre tú y yo
lo que falla:
mis dedos
rotos de tanto tocarte
te rompieron.

.

.

Sigue leyendo

« Anterior

Versos   –   Piezas   –   Relatos

.

.

Anuncios